Se encuentra usted aquí

Hito 7

Valorización y mejora de la productividad en explotaciones agrarias mediante la aplicación de biofertilizantes micorrícicos comerciales ultrapuros y autóctonos

Las micorrizas arbusculares (MA) son unas asociaciones simbióticas naturales que se establecen entre las raíces de la práctica totalidad de las plantas terrestres y un reducido grupo de hongos beneficiosos del suelo (los hongos formadores de micorrizas, HMF) y que reportan numerosos beneficios en la producción vegetal en general y en la producción agrícola en particular. Dentro de los efectos más estudiados y contrastados de las micorrizas en los cultivos agrícolas cabe destacar:

  • Mejoras en la nutrición de las plantas, con lo que permiten una reducción sustancial del uso de fertilizantes químicos mientras mantienen o mejoran la cosecha, con el consiguiente beneficio económico y medioambiental.
  • Mejoras en el balance hídrico de la planta con lo que permiten una reducción sustancia del aporte de agua y una mayor resistencia a situaciones de estrés hídrico.
  • Mejoras en la resistencia de las plantas ante situaciones adversas como suelos calizos, salinos, contaminados, etc.
  • Mejoras en las características del suelo, devolviéndole su equilibrio microbiológico y edáfico imprescindible para frenar su degradación y promoviendo su recuperación (procesos de desertificación, incendios, etc.)

A pesar de todos los beneficios que la micorriza aporta a los cultivos, las dificultades de cultivar estos hongos benéficos a gran escala (son simbiontes obligados) y la dificultad de asegurar que no se encuentren contaminados con otros microorganismos potencialmente dañinos, ha dificultado su aplicación extensiva. Estas dificultades se han superado con la llegada al mercado de los geles de micorrizas in vitro.

Las micorrizas arbusculares son unas asociaciones simbióticas naturales que se establecen entre las raíces de la práctica totalidad de las plantas terrestres y un reducido grupo de hongos beneficiosos.

Se pretende transferir el conocimiento fundamental que tienen en la biología de la simbiosis micorrícica, y en especial de la regulación hormonal de la colonización y de las respuestas defensivas frente a estreses bióticos, los grupos del CSIC integrantes en ella, para optimizar las propiedades del primer (y único) gel comercial ultrapuro a base de micorrizas autóctonas.

El objetivo final es mejorar la productividad y calidad de los cultivos agrícolas mediante el incremento de la eficacia del gel en sus ya amplios afectos en sostenibilidad, sanidad vegetal, calidad de fruto y post-cosecha.

El investigador responsable de este hito es Alberto Bago de la Estación Experimental del Zaidín (EZZ).