Se encuentra usted aquí

Hito 2

Minimización del impacto ambiental de fitosanitarios en suelos y aguas

La contaminación de aguas superficiales y subterráneas por los plaguicidas que se aplican a las cosechas se debe, en primer lugar, a la dispersión de sus formas de aplicación terrestre superficial o aérea, respectivamente, en todo el suelo y toda la superficie afectada del cultivo, y en segundo lugar, a que si estas aplicaciones coinciden con periodos de lluvia se intensifican los procesos de percolación o lixiviado y el de arrastre superficial o escorrentía. También se encuentran plaguicidas en las aguas de lavado de las industrias formuladoras, etc. Otro problema de contaminación puntual y confinada es el asociado a los sitios de lavado y preparación de las maquinarias de aplicación.

El objetivo de esta tarea es el diseño, desarrollo y/o demostración de una tecnología de manejo sencillo basada en materiales de bajo coste obtenido de minerales compatibles con empleo en suelos y aguas para prevenir, minimizar, confinar y/o eliminar la contaminación generada por el empleo necesario de plaguicidas en la propia actividad agraria: filtros de depuración de aguas o barreras de contención y formulaciones de liberación controlada o inteligente.

Este hito el diseño tiene como objetivo el desarrollo y/o demostración de una tecnología de manejo sencillo basada en materiales de bajo coste obtenido de minerales compatibles con empleo en suelos y aguas para prevenir, minimizar, confinar y/o eliminar la contaminación generada por el empleo necesario de plaguicidas en la propia actividad agraria.

Como principal aspecto novedoso de esta propuesta destaca el empleo de materiales baratos adsorbentes basados en minerales de la arcilla naturales y/o modificados con compuestos orgánicos o polímeros naturales en cuatro tipos de posibles diseños:

  • Filtro para descontaminación de aguas conteniendo pesticidas a nivel de viviendas rurales y/o explotaciones agroalimentarias de tamaño pequeño-medio.
  • Barreras para confinar un sitio de posible acumulación de fitosanitarios como los lugares de preparación para aplicación de acumulación de envases o posibles derrames accidentales.
  • Enmendantes de suelo para retener el plaguicida cerca de su lugar de absorción por la planta (plaguicidas sistémicos) o agente patógeno: diseño de la aplicación localizada.
  • Como portadores de los plaguicidas en formulaciones de liberación lenta que permitirían la aplicación localizada (seed-dressing) y dosificación minimizada.

Estas técnicas deberían permitir una aplicación más localizada del plaguicida que impidiera su movimiento y al permanecer más tiempo cerca de la planta a tratar incluso sería posible una menor dosificación y la prolongación en el tiempo de su acción de protección de las plantas o cultivo. Esto no solo evitaría aplicaciones sucesivas, a veces necesarias tras periodos de lluvias continuada y abundante, sino que incluso podría permitir el rescate de algunos principios activos actualmente prohibidos (por ejemplo trazinas residuales en el olivar) por su incidencia en aguas superficiales y subterráneas y que son mucho más baratos que los actualmente comercializados.

La investigadora responsable de este hito es M. Carmen Hermosín del Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Sevilla (IRNAS).