Se encuentra usted aquí

Hito 3

Mejora de la tolerancia salina del tomate

El incremento de la salinidad de los suelos, debido en parte al abuso de fertilizantes y la irrigación con aguas de baja calidad y de alto contenido en sales, tiene un efecto negativo para la producción agrícola, además de plantear una seria amenaza medioambiental. La manipulación de genes que codifican transportadores iónicos relacionados con la tolerancia a la salinidad y la distribución intracelular de K+, junto al uso combinado de inoculantes micorrícicos generados in vitro de modo industrial puede constituir un importante sinergia en la mejora de la homeostasis iónica de la planta huesped bajo condiciones salinas, ya que ofrece la posibilidad de incrementar la tolerancia a la salinidad y la eficiencia en el uso de nutrientes y agua en especies de interés agronómico.

El grupo de investigación responsable de esta actividad ha identificado varios transportadores de Na+ y K+ de tomates y sus proteínas reguladoras que son importantes para la homeostasis de potasio y sodio, la tolerancia a la salinidad y posiblemente el desarrollo de las plantas y la producción de frutos. Como resultado de proyectos de este grupo se han generado plantas de tomate transgénicas en las que varios de estos transportadores están sobre-expresados.

El incremento de la salinidad de los suelos, debido en parte al abuso de fertilizantes y la irrigación con aguas de baja calidad y de alto contenido en sales, tiene un efecto negativo para la producción agrícola, además de plantear una seria amenaza medioambiental.

En esta propuesta se pretende evaluar en una primera fase los fenotipos de tolerancia a la salinidad de las líneas transgénicas. En una segunda fase, combinar estas líneas transgénicas para construir líneas sobre-expresoras de varios transportadores. En ambas fases se evaluará  el efecto combinado de la micorrización en dicha tolerancia. La finalidad es minimizar el impacto del estrés salino en un cultivo hortícola de tanta importancia para Andalucía como es el tomate, contribuyendo así a mejorara la competitividad de este sector.

Para ello se propone el siguiente objetivo general: generación de prototipos de plantas de tomate con una mejor tolerancia a la salinidad, eficiencia de la nutrición de K+ y uso del agua. Se han generado plantas de tomate transgénicas que sobre-expresan las proteínas reguladoras SISOS2 y SISOS3, así como el anti-portador K+, NA+/H+, LeNHX2, claves en la tolerancia a la salinidad.

Inicialmente se evaluará en estas líneas la tolerancia a la salinidad en condiciones reales de producción. A continuación, también se evaluará la tolerancia a la salinidad y la eficiencia del uso de K+ y agua en plantas que expresen una combinación de estos genes, obtenidas por el cruzamiento de aquellas líneas hayan mostrado mayor tolerancia a la salinidad. En ambos casos, se evaluará el posible efecto sinergico de la simbiosis con  inoculantes micorrízicos ultrapuros.

El investigador responsable de este hito es Andrés Belver de la Estación Eperimental del Zaidín (EEZ).