Se encuentra usted aquí

Hito 1

Dinámica de fluidos y las trayectorias para la predicción del movimiento del fuego en el medio agrícola y forestal

Uno de los principales condicionantes e los incendios forestales es el transporte de partículas de madera ardiendo por delante del frente del avance del fuego. Trozos de madera inflamados son desplazados por las corrientes de aire y arrastrados hacia delante por el viento. En condiciones extremadamente adversas algunas partículas son desplazadas a gran altura y pueden producir fuegos secundarios a varios kilómetros de distancia del principal frente de fuego. Estos fuegos secundarios son muy difíciles de prevenir y extinguir.

La detección de estas trayectorias probables de partículas ardiendo es técnicamente viable mediante simulaciones del viento en la capa límite terrestre basadas en dinámica de fluidos computacional (siglas en inglés CFD). El desarrollo de una tecnología específica e innovadora de post-proceso de líneas de trayectorias de partículas de fuego, validada a partir de datos experimentales de campo y su uso posterior para el diseño de un método que nos permita detectar las líneas de fuego más probables, constituirá un paso muy importante a la hora de la prevención.

La detección de estas trayectorias probables de partículas ardiendo es técnicamente viable mediante simulaciones del viento en la capa límite terrestre basadas en dinámica de fluidos computacional.

El esquema general de trabajo puede dividirse en una parte de modelización e implementación de la herramienta de post-proceso propiamente dicha; una segunda parte experimental consistente en la identificación y recopilación de bases de datos, así como el tratamiento necesario para la validación de la herramienta de trayectorias; una tercera parte de incorporación de modelos meteorológicos de mesoescala para la detección de zonas peligrosas; una cuarta parte de monitorización en tiempo real de trayectoria de fuegos a partir de imágenes de satélite y una quinta de monitorización en tiempo real de trayectorias de fuego de forma local mediante anemómetros LIDAR de largo alcance instalados en los parques eólicos.

El desarrollo de este sistema produciría una herramienta susceptible de ser aplicada en predicción a pequeña escala de dispersión de semillas o polen en zonas agrarias movidos por el viento así como las trayectorias más frecuentes de especies polinizadoras. Siempre teniendo en cuenta la presencia de variedades arbóreas que pueden constituir.

La investigadora responsable de este hito es Manuela de Lucas de la Estación Biológica de Doañana (EBD).